El Blog de Equipandose

¿Qué tipo de helado vender? Suave o Gelato


Escrito por Marce A.

Si has llegado a la conclusión de que una heladería es una excelente opción para invertir, es probable que ya conozcas las diferencias que guardan los tipos de helado. A continuación veremos los beneficios de vender cada unos de ellos.

Helado duro o gelato

Este tipo de helado suele considerarse como gourmet, producto bajo en grasa y libre de saborizantes artificiales. Por lo que suele consumirse como postre después de la comida.

Puede prepararse tanto con productos procesados como con elementos naturales. Las incontables posibilidades de sabor consiguen satisfacer el gusto de casi cualquier persona, esto le da un plus a este giro.

Los helados que son hechos con pulpa de fruta tienen que ser fabricados durante el día y exhibidos, por lo que se requiere una vitrina para tal objetivo. El escoger este tipo de producto te abre la posibilidad de montar un establecimiento en donde tus clientes puedan observar la variedad de sabores que ofreces. Ampliando con el tiempo tus opciones de venta a productos más variados como: postres, galletas, cafés, etc.

strawberry-ice-cream-2239377_960_720.jpg

Helado suave

El helado suave tiene la valiosa ventaja de poder ser almacenado por tiempos considerables sin que se eche a perder.

No necesita de exhibidores porque se vierte directamente de la máquina donde se prepara al cono o recipiente en el que se entregará al cliente.

Es más cremoso debido a la cantidad de aire que se le introduce durante el batido, lo que logra incrementar la cantidad de producto final casi al doble.

Para comercializar este tipo de helado no necesitas tener un local de 4 paredes.

Seguro te habrás percatado de algunas pequeñas máquinas que se encuentran en puntos estratégicos de tu ciudad, que te entregan helados y una amplia variedad de toppings para crear combinaciones que deleiten a tu paladar.

Puedes crear opciones de toppings según la estación, existen frutos secos que se consumen más en invierno y frutas que son muy comunes en verano. El mayor secreto de este giro es la capacidad de invención y de no permanecer más de 3 meses con el mismo menú. Existirán clientes que te identifiquen por algo en específico, pero muchos más querrán probar nuevas combinaciones.

Las personas siempre están buscando experiencias agradables, calidad y probar las mil caras que la gastronomía puede ofrecer. Encárgate de tener productos de alta gama, de crear un ambiente ameno y la afluencia caerá como cono de helado derretido a 40º.

Temas: Máquinas de Helado

Nuevo llamado a la acción

Recibe nuestros consejos

Artículos Populares

Artículos Recientes